Día a día en el internet se crean miles y miles de páginas de diversos contenidos. El siglo XXI y la globalización llegó con una sobre carga de información, a tal punto que se puede afirmar que en un día se genera la misma cantidad de información que la producida durante todo el Renacimiento.

Pero entonces, ¿Cómo logro posicionar mi sitio web entre tanta información? Es aquí donde surge el SEO-Search Engine Optimization – es una de las prácticas más importantes a realizar para cumplir el objetivo de tener un sitio web exitoso y posicionarlo en los motores de búsqueda.

¿En qué consiste?         

El SEO se basa en los resultados de búsquedas orgánicos, es decir, los que no son pagos. Para esto, un analista de SEO se encarga de realizar ciertas actividades de estudio  e investigación, entre las cuales están los siguientes:

Motores de Búsqueda: el más utilizado es Google, los buscadores cambian y actualizan constantemente, por lo cual es importante mantenerse al día con estos cambios para renovar la estrategia dependiendo de estas variaciones.

Palabras claves: ¿Cómo quieres que te encuentren tus clientes en los buscadores?  El uso de palabras claves, tanto en el código del web site, como en el contenido de este, es de vital importancia. En este punto se analiza la demanda de palabras claves, la dificultad de esta y su competencia.

Contenido de la página: de nada sirve que la pagina este bien posicionada en los buscadores, si el contenido que ofrece no es atractivo para el usuario. Es ideal que los temas sean creativos, únicos e interesantes.

URLS: una URL- Uniform Resource Locator- es una secuencia de caracteres que permiten denominar recursos dentro del entorno de internet para que puedan ser localizados. Una URL sencilla y que haga uso de las palabras claves facilita el SEO y la confianza de los usuarios, pues es más cómodo para este ingresar a un sitio web con una URL sencilla, que uno con una URL larga y extraña.

Link Building: existen dos tipos, interno y externo. El primero consiste en unir- linkear- todas las secciones de una página web entre ellas, para que el usuario pueda navegar de una forma fluida. El link building externo se trata de buscar sitios web iguales al nuestro, pero con mayor tráfico, y poner en estos un link que lleve al usuario a nuestra página web.

En SIMPL tenemos como objetivo no solo crear la web page ideal para tus necesidades y las de tu empresa, sino buscar que este se posicione en internet y aumente el flujo de los usuarios en la página.

 

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter